viernes, 7 de septiembre de 2012

Aire libre, naturaleza salvaje, independencia, que bien suena todo.


¿Te apetece una escapada por el campo­? ¿Quieres ser o estar con una mujer independiente? ¿Te tiran dos montañas más que dos  carretas? Sigue leyendo, esto te va a interesar.




La diosa.

Nuestra chica de hoy es Artemisa. Diosa de la caza, la luna y la vida natural joven. Era, ¿cómo decirlo? La princesa inconformista. Como buena niña de papá (era hija de Zeus) tenía aquello que quería.
Era representada con múltiples animales, el ciervo, la gama, la liebre y la codorniz que representaban su naturaleza huidiza. La leona, simbolizando su realeza y su habilidad para la caza. Y el oso caracterizando su aspecto más destructivo y protector.

¿Qué le pide una niña a su padre con tres añitos? Bueno pues nada de eso. La diosa Artemisa pidió arco y flechas, una jauría de perros de caza, ninfas para que la acompañarla, y que su túnica fuera corta para poder correr con ella, pidió montañas y naturaleza salvaje como dominios propios, y algo mucho menos atractivo para casi todos, la castidad eterna.

Artemisa era una de las diosas más independientes, caracterizada  por proteger a quien la necesitaba y castigar a quien la ofendía (a ella o a su madre Letona).

En cuanto al tema de amores como podéis imaginar la diosa no tuvo muchos, de hecho solo tuvo uno, Orión, y lo perdió por una riña con su hermano Apolo. El dios estaba celoso de que su hermana amara al cazador, lo llevo en mitad del océano, y sin reto a su hermana a que disparara con su arco al punto que se veía en mitad del agua. Como buena hembra orgullosa acepto el reto y gano. Dio al punto en medio del mar, matando así a su único amor. Cuando se dió cuenta de lo que había hecho lo coloco en el cielo como estrellas. ¡Cómo son los hermanos!

La mujer.

Os haréis ya una idea de cómo será una mujer Artemisa. Es el estereotipo de mujer independiente, con sus propios objetivos, es una mujer que se siente completa sin un hombre, la diosa no fue ni seducida ni violada; por lo que podríamos destacar su autonomía respecto a los hombres. Tiene la capacidad innata para concentrarse intensamente (obsesionarse)  con cualquier cosa importante para ellas y para no ser distraídas de la dirección de su objetivo (como la diosa cuando cazaba). Resumiendo, es un ideal feminista:

·          Segura de sí misma.
·          Competente.
·          Idealista.
·          Independiente de los hombres y las opiniones masculinas.
·          Protectora de las mujeres y jóvenes.

La mujer artemisa no está enclaustrada en la casa, ni esclavizada por las modas y los ideales femeninos. Es una mujer salvaje y segura. Y la única forma de estar cerca de ella es ser “objetivo de su caza”, que debe ser agotador.

¿Cuál es la parte mala? Por si lo de la eterna castidad no te parece suficiente, podríamos decir que este arquetipo parece estar condenado a estar sola, y a ser víctima de sus objetivos.

¿Sigues queriendo esa escapada por el campo? ¿Y ser o estar con una mujer independiente?

No hay comentarios:

Publicar un comentario